16.9.14

Partido a partido

Como siga así dentro de cuatro días tendré que empezar a inventarme series de las que hablar. Es verdad que a esa apatía no le ayuda en nada el calendario, con todo por empezar, pero tampoco hago yo mucho porque desaparezca. 

Con la mitad de las cosas que espero a una semana vista, sigo sin haber cumplido con los objetivos del verano (no mucho: Rectify, Mad Men, el final de Treme...) y me he metido de lleno a revisionar.... Friday Night Lights. Una serie de gente apasionada, intensa y muy fan de lo suyo, en la que puedes abstraerte de todo porque, siendo serios, sus vidas molan pero, por lo menos a mí, no me tocan en nada. Yall (tengo el récord en tres episodios seguidos porque ese acento me carga lo que no está escrito) clean eyes, full hearts, can't lose

La serie me parece que tiene su miga, a excepción de la flojísima segunda temporada. Y sigo pensando, y lo pensaré siempre, que hay personajes infumables e insoportables que en esta revisión pasan por mi tele sin pena ni gloria. El tal Smash (con lo grande que es su madre Corrina, por favor), los perfectos pesados Lyla Garrity y Street (que sólo molan cuando Tim Riggins se dirige a ellos para algo) o Julie Taylor que en fin. Los mocitos y mocitas de las últimas temporadas pues bueno, aunque las historias se hacen querer y al final como bloque funciona más o menos bien. Y si no hubiese alguien al que no soportar, no sería yo ni estaría disfrutando una serie. Siempre tuve claro que los que partían la pana, al margen de los Taylor, eran el propio Riggins, Saracen y Tyra. Landry también es sensacional, y hasta Buddy Garrity y Billy Riggins. En fin, ya sabéis.


Soy muy fan de 33 en su vehículo
Estoy ya en la tercera temporada y supongo que terminaré de verla de nuevo antes de entrar en faena con Person Of Interest, Brooklyn Nine Nine y 'todo' eso que tengo apuntado para ver este trimestre. A la vez voy viendo el fantástico regreso de The League (qué grandes son, qué falta nos hacía su vuelta) y la interesante y a la vez divertida Garfunkel & Oates

Últimamente estoy leyendo mucho, quizá me da por hacer resúmenes de libros. Nunca se sabe. Can't lose.

30.8.14

En el mercado internacional

Me está pasando algo con las series. Ya lo decía el otro día, que no me apetecía ver las que tenía en nevera, pero me animé con dos pendientes desde hace meses: una chilena y una checa (¿es checa?) que recogen momentos importantísimos de la historia de ambos países.

Desde hace menos, pero también por recomendación de @lmejino, tenía una de Brasil (ahora ya con subtítulos) que podía gustarme, así que la añadí a la ecuación. Sin ganas de 'habituales', me lancé al mercado internacional. Con diferentes resultados, eso sí. 

Empecé con la de temática fácil. O Negócio, de HBO Brasil, sobre tres prostitutas (más bien dos y luego otra, o una y luego las otras dos) que buscan renovar la profesión más antigua del mundo aplicando cuatro o cinco conceptos básicos del márketing. Es una serie chula, que mezcla una trama suficientemente sólida con cuestiones interesantes y hasta arco amoroso (hay un guapo y otro que se supone que lo es, que aunque no lo sea es mucho mejor personaje. A mí aquí, raro, me parece guapo el guapo, qué cosas) en determinados momentos. Trata el tema de 'ir de putas' con toda la naturalidad del mundo, ni se juzga (mucho) ni se evita, y hasta hacen estudios de mercado con la cuestión. Es divertida y a veces puede dar para pensar, aunque tampoco exige mucho.


Cada protagonista tiene su miga: una se enfrenta a la idea de envejecer en una profesión en la que hay cuerpazos de vértigo, otra lleva casi una doble vida para su familia y la tercera va dando tumbos desde que salió de su casa. A las tres las ponen en situaciones comprometidas a lo largo de la trama, y van saliendo como pueden. La primera temporada tiene 13 episodios, está en idioma original con subtítulos en español o doblada para el resto de Latioamérica. Uno de los episodios lo pillé así, y me resultó muy gracioso. El primero de la segunda temporada, que ya lo he visto, sigue muy en la línea, así que estoy contenta con el descubrimiento. Y ya me ha dicho @lmejino que ahora mismo es la sensación de HBO allí, así que por eso está tan a la mano. (8/10)


La segunda me apetecía menos, por la carga histórica que supone. Ecos del Desiero (que en este enlace ya resumía @lmejino de qué iba, para el blog de El Diario Vasco) habla de la Caravana de la Muerte desde la perspectiva de Carmen Hertz, abogada que perdió así a su marido, en cuatro episodios que son tremendos. Es una serie muy dura, creo, pero muy recomendable. Salen algunos de los actores de Prófugos, también. 

La serie mezcla distintas épocas, empieza unos meses antes de los primeros asesinatos y salta a los esfuerzos de Hertz para llevar la cuestión a los tribunales, desde el 85 hasta el año 2000. Y, como hacen en Cuéntame, añade archivos originales y metraje (¿de telediarios?) de aquellas épocas, al tiempo que repasa uno de los peores momentos de la historia de Chile. Por lo que he podido leer después, al margen del artículo que decía aquí, la gente estaba alucinada con la interpretación que habían hecho los actores encargados de dar vida a los miembros del ejército chileno. Es una serie que te revuelve por dentro, pero que merece la pena. (9/10). 

Y la tercera era la checa. Horící ker en su idioma original, Burning Bush en inglés y no sé cómo en español (no sé si la han pasado, si la van a dar o qué). De la que ya había hablado hace muchísimo con gente de Twitter, que se centra en las protestas contra la invasión de Checoslovaquia desde la historia de Jan Palach, uno de los primeros en liderar el movimiento. Sin embargo, el primer episodio (de una hora y veintitrés minutos de duración, ¿están locos o qué?) no me gustó y la dejé a la mitad. Una lástima.

Además, he visto el regreso de Doctor Who (serie a la que yo volvía después de Tennant, puesto que del siguiente Doctor sólo he visto el especial de Navidad) y ha sido suficientemente interesante para seguir pero aún demasiado raro. A ver qué va pasando estas semanas. 

Y una más: The Divide, con un actor que en su día interpretó a uno de los mejores sindicalistas que he visto, y una trama interesante que mezcla abogados y policías con caras conocidas. La serie, de ocho capítulos, es fácil de ver, aunque una parte de la historia a mí me interesa entre poco y nada. Como la experiencia personal cuenta mucho, me resulta pesado, irreal y también ilógico, pero tampoco estamos aquí hablando de mi libro.

Hablando de libros, ahora que me he hecho con El temor de un hombre sabio no sé si tardaré aún más en recuperar las series pendientes. Seguiré informando.

18.8.14

Lo que no estoy viendo

Llegó el día: no tengo series para ver. El último día de las vacaciones terminé Louie y no he empezado nada más. Las series del verano las dejé totalmente aparcadas y sólo tengo pendiente Rectify, que tampoco me apetece empezar. 

En el primer episodio de Masters of Sex de este año decidí que no iba a verla (paso de culebrones, en serio) y a los diez minutos de Ray Donovan me dije que no, que tampoco. Graceland, o lo poco que vi de Graceland este verano, estaba siendo un rollo y todo lo demás que ha ido empezando o no me interesaba o no tenía pensado ni verlo. 

Se acabó Longmire (qué gran final, qué último episodio...) y me puse a revisionar cosas como si no hubiese un mañana. The Office, Parks & Recreation y hasta Miranda. Así estoy que no empiezo nada más. 

Algún día tengo que abordar la primera parte del final de Mad Men, la propia Rectify y todas las series que tengo pendientes (como bien se ve en el apartado 'pendientes'), solo que ahora no me apetece. Tampoco es que las haya cambiado por películas, tampoco. 

Hace unas semanas decía en broma que a lo mejor han dejado de gustarme las series, no me he dado cuenta y por eso ya no veo nada (al menos nada nuevo), pero ¿y si es verdad? Quiero decir, aunque sea una... Pero es que ni eso. Zilch, zero, zippo, nil, null. Nada.

Si encuentro alguna, volveré para contarlo.


*No me olvidé de Happy Valley, que me encantó, ni de Halt and Catch Fire, que me gustó muchísimo (muy grande Elfo Malo), como bien me dicen en los comentarios. Aunque no quise entretenerme mucho con ellas, que ya he leído excelentes resúmenes por ahí.